Cafeterías, Dulces

Patisserie d´Amour

Los que han probado la pastelería europea, saben que tiene texturas y sabores diferentes a la latinoamericana; y para los que no la han probado los invito a hacerlo, vale la pena. En Lindora, abrió hace poco la pastelería artesanal Patisserie d´Amour; su dueño, un francés que vive acá hace 9 años, decidió lanzarse a hornear bocadillos dulces y salados con su toque europeo para ofrecer al público. Recomiendo el pan de almendras relleno de chocolate, el mil hojas y el mouse de frutos rojos; podrán encontrar otras opciones cómo eclairs, tartas de frutas, galletas, cannelés, pies, crepas, así como bocadillos salados, almuerzos y desayunos.  Los precios son variados, desde los 450 colones para galletas a 3500 colones para repostería dulce; actualmente manejan un combo de café + pastel salado en 3500 o café + dulce en 4500. Aceptan tarjetas de crédito y cuentan con parqueo, ya que están ubicados en un centro comercial. Es un lugar al que sí volvería, lo recomiendo.

Dónde queda: Centro Comercial Momentum Lindora, Santa Ana.

Cafeterías, Dulces

Chez Christophe

Para los que les gusta la comida europea, especialmente la repostería, los invito a visitar en Escazú la pastelería estilo francés llamada Chez Christophe, la cual lleva cerca de 14 años de exisitir. En ella encontrarán gran variedad de dulces basados en la cultura francesa, así como bocadillos salados, desayunos y almuerzos. La vez que visité Chez Christophe probé un mouse de maracuyá, los famosos macarons sabor pistachio y un mini panini de jamón, acompañados de chocolate caliente; los 3 platillos sabían bastante bien y estaban bien realizados y presentados. El lugar se conoce por ofrecer desayunos muy abundantes los cuales según los comentarios de las personas son bastante buenos, por lo que Chez Christophe pasa lleno por lo general los sábados y domingos donde las familias deciden ir a desayunar. Su decoración es inspirada en Francia, al menos la parte exterior (la más bonita) no así la parte de adentro la cual es pequeña y un poco descuidada, dado esto les recomiendo sentarse afuera para que su experiencia en la cafetería sea más placentera. Muchos pensarán que por ser comida basada en la cultura francesa, sus precios son elevados, sin embargo les pasará lo que a mí que se sorprenderán de los precios. Depende del plato por supuesto, los precios rondan desde los ¢1500 a ¢7000, por lo que es un lugar bastante accesible; si el cliente lo desea puede pedir para llevar sus distintos postres. Como debilidad que tiene Chez Christophe es su parqueo, al frente del local solamente caben 4 vehículos, caminando unos metros hicieron otro parqueo, sin embargo lo sigo considerando limitado para la cantidad de gente que visita el lugar especialmente los fines de semana.

Dónde queda: Escazú, del Multi Centro Paco, 75 metros sur.